Gran goleada fuera de casa ante El Esparragal

El Racing Murcia abrió el marcador muy pronto en su visita al Municipal del Esparragal donde venció por 0-6 llevando el dominio del encuentro en todo momento.

CD EL ESPARRAGAL: IVAN SANCHEZ, PABLO, CARCELES, JORGE, FELIPE (MIN.45, ONOFRE), ALBERTO NAVARRO (MIN.45, ALVARO), RUBIO (MIN.61, RUBEN), ALEX, EDU, CHISPA, CRISTIAN.

RACING MURCIA FC: ANDRÉS NOGUERA (MIN.45, ROSKI), IÑIGO, MARIO, ORESTE, DIEGO (MIN.77, JOEY), PITU (MIN.45, ÁLVARO MARIN), PARRA, NACHO POVEDA (MIN.32, PORTI), ORTUÑO (MIN.75, CRISTIAN GIL), JESUS Y CARLOS ÁLVAREZ.

ÁRBITRO: EL COLEGIADO ANTONIO RIQUELME JAUDENES. AMONESTÓ POR PARTE DE LOS LOCALES A FELIPE, ALEX, ALVARO Y POLLO.POR PARTE DE LOS VISITANTES AMONESTÓ A PITU Y NACHO POVEDA.

INCIDENCIAS: ENCUENTRO PERTENECIENTE A LA JORNADA 13 DE PREFERENTE AUTONÓMICA MURCIANA, DISPUTADO EN EL CAMPO MUNICIPAL DEL ESPARRAGAL.

El partido arrancó de manera sensacional para los intereses del Racing Murcia y es que en apenas 4 minutos de partido ya se adelantaron en el marcador en una de las primeras jugadas de combinación, ya que recibía Parra en banda derecha y cruzaba el balón para que Carlos Álvarez en el aire le pegase pegadita al palo para abrir el marcador y es que esta pareja de extremo y delantero se entienden a la perfección.

Las condiciones del campo cuyas dimensiones eran algo estrechas hizo a los hombres de David Vidal estar muy metidos en el partido desde el primer instante y pese al gol tempranero, siguieron con el plan establecido de mover el balón en todo momento con sus laterales y extremos. A raíz de esto, Ortuño se hacía con un balón en el centro del campo que se la dio rápido a Nacho Poveda en cuanto la pidió para que el originario de Fortuna pusiese un pase en profundidad precioso para que el lateral derecho, Iñigo,llegase y con muchísima tranquilidad, paciencia y calidad exquisita,batiese de vaselina al guardameta rival y en tan solo 10 minutos colocar el 0-2 en el luminoso.

A los quince minutos de partido, uno de los jugadores más en forma de la categoría como es Joaquín Parra, se hizo con el esférico en banda derecha y estando muy cerca de la zona del córner cruzó el balón para ponerlo en la mismísima escuadra izquierda de la portería batiendo al guardameta y casi sentenciando el choque.

Después de ese arranque frenético del Racing Murcia, el partido empezó a tener esos minutos en los que ningún equipo tiene dominio claro y con diversas interrupciones del juego por numerosas faltas. Habiéndose cumplido ya la media hora de juego, Nacho Poveda pidió el cambio ya que estaba con cartulina amarilla desde el minuto 9 de partido por una entrada a destiempo y siendo sabio conocedor de su sangre caliente y del importante partido que se juega la jornada siguiente y con el holgado marcador prefirió salirse y en su lugar saltó al terreno de juego Porti.

Cuando ya se encaraban los últimos diez minutos de la primera mitad, el conjunto local quiso empezar a llegar un poco más a la meta rival pero no eran capaces de mover el esférico con claridad y la defensa racinguista estaba muy sólida.

A falta de dos minutos para el final de la primera parte, pitaron un penalti favorable para el Racing Murcia, que se pidió Carlos Álvarez y cuando lo lanzó el portero estiró la pierna pero en el rechace el guaje asturiano estuvo atento para correr y ponerla en el fondo de la red y colocar el 0-4. Hubo unos instantes de duda, ya que el juez de línea levantó el banderín apelando que el guardameta se había adelantado pero el árbitro principal dio continuidad a la jugada dando válido el tanto.

Minutos para todos

La segunda mitad arrancó con doble cambio en las filas del Racing Murcia, dando entrada al segundo portero Roski y al jugador siempre polivalente Álvaro Marín, dejando a Andrés Noguera y a Pitu en el banquillo descansando, siendo consciente el técnico gallego del próximo enfrentamiento.

El Esparragal salió de vestuarios para intentar mejorar el resultado adverso que tenían hasta el momento, pero eran un auténtico muro atrás y por mucho que intentaban combinar para entrar por diferentes zonas del campo se les hacía imposible, y es que la dupla de centrales italo-argentina que ha encontrado el míster con Oreste y Diego es realmente fiable, solo habiendo encajado 1 gol en tres partidos que llevan juntos.

El Racing Murcia quería seguir ampliando el marcador y se lanzaban como balas cada vez que robaban el balón y fruto de ello llegó el quinto tanto de las botas de Jesús, que en el mano a mano con el portero lo batió por bajo a los 70 minutos de partido.

Con el partido totalmente roto, fue el momento para dos jugadores menos habituales hasta el momento como Cristian Gil y Joey, que dispusieron de unos quince minutos de partido donde estuvieron bien plantados sobre el terreno de juego. Iba a tener tiempo Jesús para hacer otro gol más recibiendo dentro del área el esférico y con un gran golpeo potente poner el definitivo 0-6 en el luminoso del Municipal del Esparragal.

Una victoria importantísima para el equipo que suma tres victorias consecutivas y que tras el empate del Bullense, el que era líder hasta esta jornada por 1-1 en casa ante el Beniel, hace que el Racing Murcia se coloque como primer clasificado por primera vez en la temporada. La próxima jornada, partido de altos vuelos, ya que recibimos en casa al Bullense, un auténtico partidazo.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *